Bienvenido(a) a XPMexico.com 
   HOME  -  CRÓNICAS  -  CONTACTOMar 23, 2017 - 10:09 AM 
 · Home

CRÓNICAS
· Principal
· Por Autor

ROCA
· Guías

MONTAÑA
· Listado

NOTICIAS
· Anteriores

ARCHIVOS
· Permiso La Joya
· Videos MTB

DE UTILIDAD
· Enlaces
· Transformación Coordenadas

INTERACTIVO
· Recomiéndanos
· Reseñas
· FAQ

· Estadísticas
· Contacto
 

Por favor da click Reserva Hostales en Línea 

Anuncio
 


LA RUTA DE CORTéS. ETAPA 13: CHOLLOLAN - AMAQUEMECAN

Por
Rodulfo Araujo Matus (Rod)
2 a 4 Feb, 2008
 

Galería de Fotos de esta Crónica
(Regresa a esta página con el botón del navegador)


<< 1 2 3 4 >>

Galería de Fotos de esta CrónicaDecidimos que debido a la buena visibilidad, diferente velocidad, y diferencias de opinión sobre la mejor ruta, nos repartiríamos los radios y declararíamos el punto de reunión en Paso de Cortés, monitoreándonos como mejor pudiéramos. No tardé en quedarme solo, pues era el más lento del grupo, y subir, y subir, y subir. De cuando en cuando encontraba alguna persona, que sólo confirmaba que debía seguir y que Paso de Cortés estaba "¡uy! ¡muy lejos!". Muchas veces deseé que pasara un coche y me diera una acercada, pero los pocos que vi iban de bajada. Al empezar a encontrar atajos chalmeros, pasé por muchos parajes donde se me hubiera antojado poner mi bivy sack y pasar la noche que ya se venía encima. De cuando en cuando oía fragmentos de conversación entre mis compañeros, buscándose unos a otros, pues aunque íbamos por el mismo camino, ya se habían hecho varios grupos.

Con lo último de luz por fin divisé el perfil del Volcán de Cortés. No estaba seguro de por donde rodearía el camino, y fue por la derecha. Trataba de ganarle al crepúsculo, aunque finalmente la oscuridad me obligó a ponerme la lámpara. En más de una vez creía que perdería la vereda al seguir las señales chalmeras. Logré avisar a Óscar que estaba a unas tres horas de donde ellos, mientras trataba de cruzar un riachuelo helado en el que terminé metiendo los pies. Entre los árboles veía a veces Tlamacas y a veces Altzomoni, mientras alguna fuerza residual me ayudaba a seguir caminando.

Pasadas de las 8PM escuché a Óscar y quienes venían con él reportarse al haber llegado al albergue de paso de Cortés. Poco más de una hora después llegaba Roy con su grupo, y a partir de las 10PM las llamadas de Óscar apurándome porque ya iban a cerrar el albergue.

A las 11PM por fin llegué a Paso de Cortés, no lo creía, 13 horas de caminar habían por fin llegado a su fin. Fuera de los pies mojados, me alegraba de no tener ampollas que lamentar. No había comido desde la mañana pero tampoco tenía hambre, traté de comer medio sandwich pero terminé haciéndolo a un lado. Me tomó tiempo quitarme los zapatos por el cansancio y la hipoxia, pero sentí alivio cuando lo hice, y en unos cuantos minutos ya estaba extendiendo mi sleeping bag a un lado de Rubén. (No Laura, no voy a revelar el secreto, jejeje).


LUNES 4 DE FEBRERO

Por la mañana me presenté con otros vecinos de piso, una pareja que había subido a ver las estrellas a Paso de Cortés, y fuera de eso no tenían plan alguno fuera de tomar un colectivo para regresar a Chalco, así que los invité a bajar caminando a Amecameca con nosotros. Se llaman Lucy y Gerardo.

Desayunábamos y nos arreglábamos, mientras el guardaparque Nacho nos daba las indicaciones para bajar siguiendo las torres de la luz, incluso nos encaminó unos 200m. Amecameca era visible desde Paso de Cortés y a veces entre el bosque, hasta que comenzamos a bajar, ya que las torres se internan por una cañada que va un poco a la izquierda y los contrafuertes del Amalacaxco-Venacho se atraviesan en la vista. De nuevo el grupo se fue separando, el punto de reunión sería el centro de Amecameca.

En realidad fue una madriza... una línea recta con una bajada continua y rápida. Tras casi 70km caminados, ampollas, rodillas, todo dolía. Los pies ardían porque el suelo ardía, era un día sin nubes, sin viento, un sol quemante. Tomaría unas 4 ó 5 horas el llegar hasta Amecameca, reconocible por el Sacromonte, un cerro boscoso con dos enormes iglesias en su parte alta, y que aún se conserva como un pequeño parque nacional.

Así, finalmente, alrededor del mediodía, tras más de 85km recorridos en tres días, un largo ascenso, un precipitado descenso, arena y sol, once exhaustos pero alegres excursionistas nos reunimos en el centro de Amecameca a celebrar la hazaña.

El 3 de noviembre de 1519, Cortés y su ejército entraban en la población de alrededor de 20 mil habitantes llamada Amaquemecan, y el señor Cacamatzin salió a recibirlos, aposentándolos y obsequiándoles con algunas joyas de oro y objetos.

De ahí podían ya divisar su destino final: la laguna de Texcoco y las riquezas del Valle del Anáhuac.



<< 1 2 3 4 >>

Galería de Fotos de esta Crónica
(Regresa a esta página con el botón del navegador)

 
</
 
Rodulfo Araujo Matus (Rod)

Rod ha sido montañista y excursionista por muchos años, con algunas incursiones en ciclomontañismo y espeleísmo. Radica en la Ciudad de México y es el editor de XPMexico.com