Bienvenido(a) a XPMexico.com 
   HOME  -  CRÓNICAS  -  CONTACTOAgo 22, 2017 - 04:38 PM 
 · Home

CRÓNICAS
· Principal
· Por Autor

ROCA
· Guías

MONTAÑA
· Listado

NOTICIAS
· Anteriores

ARCHIVOS
· Permiso La Joya
· Videos MTB

DE UTILIDAD
· Enlaces
· Transformación Coordenadas

INTERACTIVO
· Recomiéndanos
· Reseñas
· FAQ

· Estadísticas
· Contacto
 

Por favor da click Reserva Hostales en Línea 

Anuncio
 


RODADAS EN UTAH

Por
José René Chavarría
19 a 23 Oct, 2007
 
<< 1 2 3 4 5 6 >>

La vereda termina en un estacionamiento junto a la carretera y después rodamos por una corta distancia por la ciclovía hasta el Centro de Visitantes, donde nos esperaba Stephie con pollo frito, botanas y bebidas frías, las bicis regresaban a los racks de Molly mientras todos emocionados comentábamos los pormenores de esta excepcional rodada, una de mis favoritas de este viaje.

Retomamos la carretera ahora con dirección al Norte, un viaje de casi tres horas para llegar al pequeño poblado de Richfield con solo unas cuantas calles y únicamente la principal está pavimentada, las casas son modestas y descuidadas, no reflejan el nombre del pueblo, un gran contraste con otras poblaciones por las que hemos pasado, aunque también pequeñas las casas tienen un aspecto agradable, que denota mayor prosperidad.

La escala en Richfield era exclusivamente para disfrutar de las aguas termales del lugar. Al final de la calle principal y al pie de una colina nos estacionamos junto a lo que parecía ser un parque, pero creo que era parte de los terrenos de una casa. Cruzando una reja de malla se accede al patio trasero y que es parte de la colina, subiendo por unos escalones formados en la roca se encuentra una pequeña alberca de unos cinco metros por lado y que en el centro recibe un chorro de agua caliente, pero más arriba en la colina localizamos la sección VIP, la cual consiste en desvencijadas tinas de baño que se llenan, por medio de pequeños canales escarbados en el suelo, del agua que sale del manantial termal que se encuentra algunos metros mas arriba en la colina. El lugar y la idea de sumergirse en una de esas tinas eran netamente bizarros, pero ya estábamos allí, así que sin pensarlo más cada quién disfruto de su tina particular admirando el fabuloso atardecer.

Después de la cena que consistió en burritos de picadillo de pavo, nos preparamos para dormir, mientras, en un traslado nocturno, el autobús nos llevaría al siguiente destino, amaneceríamos ya en las cercanías Moab.



<< 1 2 3 4 5 6 >>

 
 
José René Chavarría