Bienvenido(a) a XPMexico.com 
   HOME  -  CRÓNICAS  -  CONTACTOAgo 22, 2017 - 08:49 AM 
 · Home

CRÓNICAS
· Principal
· Por Autor

ROCA
· Guías

MONTAÑA
· Listado

NOTICIAS
· Anteriores

ARCHIVOS
· Permiso La Joya
· Videos MTB

DE UTILIDAD
· Enlaces
· Transformación Coordenadas

INTERACTIVO
· Recomiéndanos
· Reseñas
· FAQ

· Estadísticas
· Contacto
 

Por favor da click Reserva Hostales en Línea 

Anuncio
 


LA MANZANA ENCANTADA

Por
Claudia Valdés Gálvez
6 Apr, 2008
 
<< 1 2 >>

Desafortunadamente no pude ver a Mario como hizo la ruta, pero según nos comentó Juan la hizo súper bien, con algunos descansos, pero sin broncas, ni vuelos. Bueno, en realidad tampoco pude ver a Federico, Carmen ni a Jorge, ya que yo estuve asegurando a Polo, Edith y Claus y desde donde está esa ruta no se pueden ver las demás.

Gloria, después de vernos, no sabía si quería escalar o no, no se decidía, así que nosotros la ayudamos a tomar la decisión, cuando menos se dio cuenta ya estaba encordada en la Mayra, aunque no dejaba de decir que no podía, que era muy difícil, terminó la ruta, completita y bajó muy satisfecha. Cuando Gloria escalaba, Fernando le dio un pegué a Los Mosaicos, no pudo llegar a la tercera anilla. Se dio cuenta que eso de dejar la escalada no es buena idea, que las cáscaras de limón no ayudan a la resistencia, jajaja.

Aunque no vi la escalada completa de Jorge llegué a mirar cuando se estaba rindiendo, como no sabía cuanto había tardado en llegar donde estaba, no pude animarlo a seguir, porque no tenía argumentos, ni sabía que tan cansado podía estar. Así que se bajó.

Claudita subió los Mosaicos cantando, bailando, hasta nos pidió que platicáramos con ella, obvio no se tardó nada en terminarla. En cuanto bajó me dijo que quería ir al 10 de Mario, pero... yo no había escalado y todos se dieron cuenta, Mario me dijo que él me aseguraría, así que a darle. ¡Por fin mi turno!

Aunque me estaba costando trabajo la entrada porque me equivoqué de punta de la cuerda y me jalaba para el otro lado, iba subiendo, la iba sacando, ya había llegado a la tercera anilla, de hecho ya la había pasado cuando de pronto se me resbaló mi pie izquierdo y me pegué de frente justo en el dedo gordo, me dolió desde ahí hasta la cabeza. Me detuve un poco, respiré y quise seguirle, mi dedito me punzaba, así que pensé que todo lo haría parada de mi pie derecho y con el izquierdo solamente equilibraría, pero no, no pude. Me tuve que bajar.

Entonces Juan la punteó, según él Mario lo iba a asegurar, ¡pero no! Carmen lo hizo y ella no le iba a permitir que descansara, le dijo que le iba a dar hebra para que no se sentara. Juan mordió la manzana envenenada, que al final se convirtió en encantada, porque pudo encadenar la ruta. ¡Ah verdad que sí se puede!

Claus me llevó al 10 de en medio, otra vez, la hizo en un santiamén, pero... le comenzaba un dolorcín de cabeza, que ya no la dejaría e