Bienvenido(a) a XPMexico.com 
   HOME  -  CRÓNICAS  -  CONTACTOOct 17, 2017 - 10:48 AM 
 · Home

CRÓNICAS
· Principal
· Por Autor

ROCA
· Guías

MONTAÑA
· Listado

NOTICIAS
· Anteriores

ARCHIVOS
· Permiso La Joya
· Videos MTB

DE UTILIDAD
· Enlaces
· Transformación Coordenadas

INTERACTIVO
· Recomiéndanos
· Reseñas
· FAQ

· Estadísticas
· Contacto
 

Por favor da click Reserva Hostales en Línea 

Anuncio
 


UNA VUELTA A LA MANZANA

Por
Claudia Valdés Gálvez
2 Mar, 2008
 
<< 1 2 3 4 >>

Federico se adelantó para no perderlos de vista, Juan, Claus, Canek y yo íbamos despacito, disfrutando, con ese paso que no lleva prisa, con ese paso que se siente en todo el cuerpo. Íbamos charlando entre nosotros y comunicándonos con el mundo. Pero no anticipábamos que el camino abruptamente se volvía completamente en pendiente, ¡que trabajo nos costó llegar a las peñas! Pero una vez ahí, no dejábamos de maravillarnos, un paraíso.

Aquellos que nos sirvieron de guía, nos indicaron que no tenían topo, ni sabían el nombre de las rutas, pero que de donde estábamos para abajo (o sea la izquierda) estaban las fáciles, y para el otro lado (o sea la derecha) las difíciles. Como no sabíamos cual era su parámetro de fácil o difícil, escogimos las de la izquierda, je.

En lo que nos armábamos, sacábamos equipo y calentábamos un poco más, Juan y Federico seleccionaron la primera ruta. Era una larga, bueno ni tanto, como de 10 anillas más el descuelgue, la entrada estaba rara porque los agarres estaban a derecha e izquierda, como abrazando una salientita, para llegar a una repisa y lo que sigue estaba como si tuviera mosaicos de piedra y justo entre mosaico y mosaico se podían encontrar los agarres. Muy bonita, disfrutable.

Casi sin que se diera cuenta habíamos designado a Juan para que ese día hiciera el honor de estrenar zona. Al principio se sorprendió y aunque dijo un no, sus actos dijeron lo contrario, se puso la cuerda y a subir.

En la entrada le dio miedito, los nervios no le permitían leer adecuadamente la ruta, no había visto el agarre bueno de izquierda para poder llegar a la repisa. Cuando lo hizo solamente se estiró y sin problemas lo hizo, descansó un poco, respiró, se deshizo un poco del miedo y subió. Se le veía gozoso, disfrutando la ruta, como si hubiera subido a tomar el sol, poco a poco, visualizando sus movimientos, buscando pisaderas, haciendo todo con seguridad, hasta que llegó al final.

El siguiente fue Federico, él entró de manera diferente, así que llegó fácilmente al agarre clave que era el piquito de la izquierda, pero algo le pasaba, iba nervioso, como muy tenso. ¿Acaso todaví