Bienvenido(a) a XPMexico.com 
   HOME  -  CRÓNICAS  -  CONTACTOMay 28, 2017 - 11:53 PM 
 · Home

CRÓNICAS
· Principal
· Por Autor

ROCA
· Guías

MONTAÑA
· Listado

NOTICIAS
· Anteriores

ARCHIVOS
· Permiso La Joya
· Videos MTB

DE UTILIDAD
· Enlaces
· Transformación Coordenadas

INTERACTIVO
· Recomiéndanos
· Reseñas
· FAQ

· Estadísticas
· Contacto
 

Por favor da click Reserva Hostales en Línea 

Anuncio
 


CAñóN DE ACULCO

Por
Noé Castellanos Ramos
20 Apr, 2002
 

Este fin conocí a nuevos amigos con quien salí a escalar, estos son los cuates que según palabras de Claudia Valdés son los "Cantileros" aunque creo que el mote se lo van a cambiar pronto (yo creo que a "Yosemiteros").

El martes por la tarde revisé mi buzón y me encontré con la invitación de Claudia a trepar en interior, ¡chido! me dije, no he escalado en interior por falta de equipo y de cuates que me inviten a ello. Acordamos vernos desde tempra, a eso de las ocho de la mañana pero por algunos retrasos de los amigos del hijo de Claudia (Polo), salimos más tarde. Era mi primera vez en Aculco, un lugar del cual me han dicho mucho pero nunca había visitado.

Durante el viaje presté mucha atención a cómo llegar, pues si en otra ocasión se podía ya sabría bien cómo llegar. Lo único malo es que al parecer es más factible ir en vehículo particular por cuestiones de tiempo, así que por el momento he abandonado la idea de ir en transporte público. Ni modo, esa es de las desventajas de andar a pie.

Llegamos aproximadamente a las once de la mañana, el sol ya caía a plomo y se sentía mucho calor, entonces comprendí que mis dos litros de agua no durarían tanto, lo bueno es que los demás seguramente también traerían su ración. Ahí encontramos a Miguel Mendoza, otro amigo del foro Xtremers y miembro del CEMAC, aunque creo que ya no sale mucho con ellos. Después de las presentaciones pertinentes exploré levemente el lugar en compañía de mi compañera de cordada, Pilar; ¡vaya!, la primer impresión que tengo del Cañón es increíble, lugar muy chido, como que imposible de creer que esté ahí, de pronto como si estuviese escondido de algo. A lo lejos contemplé la cascada y por un momento dejé a mi sentir de viajero divagar en cuestiones rebuscadas, en las por siempre preguntas de qué soy y qué significa el mundo entero cuando conozco lugares como estos. La profundidad del pensamiento se desvaneció cuando sobre las rocas en la cascada vi a niños caminado, me preocupó mucho pues en lo que pasó del día observé que una buena cantidad de familias van a disfrutar del paisaje, pero las precauciones al asomarse al vacío son muy pocas, además me percaté que un resbalón es muy peligroso, solo hay grietas y las paredes son muy lisas.

Todd (amigo escalador del grupo antes mencionado), quien al parecer conocía bien el lugar y como "Picudo" de la salida nos recomendó dónde poner unos Yo-yos, así que fuimos y en un momento Polo, Miguel y Todd montaron un rapel y tres yo-yos para trabajar. No recuerdo el nombre de todas las rutas a excepción de una muy fácil de nombre "Todos contra todos", las dos restantes eran consecutivamente más complicadas. Trabajamos un buen rato en las fisuras, a mi la falta de práctica en escalada interior al principio me hizo tener algo de desconfianza, pero al final del día comencé entender de qué se trataba. Al menos las rutas que pusimos salieron, aunque nada de que estar orgulloso.

Mientras escalábamos íbamos conociendo las técnicas y destrezas de cada uno, y puedo decir que por el momento, estuvo reñida la competencia pues aunque algunos tronaron en las rutas "Cabronas" (según clasificación de Todd), el entusiasmo era marcado, y eso es lo que mueve escaladores por las paredes. Aquí cabe mencionar que Polo, el hijo de Claudia, es un mutante con pase directo a ser el puntero oficial del grupo pues el muchacho resuelve muy bien las rutas y por información de su madre, ya supera el 5.12 en exterior.

Luego de un rato de pegue, nos fuimos hacia una chimenea donde Todd nos aseguró uno por uno, ¡que paciencia! A la entrada de la chimenea, había un pasó muy estrecho en donde cupieron todos ¡Menos yo!, me sentí muy cerdo y busqué otra alternativa rodeando el sitio hasta que encontré una subidita fácil, un poco mugrosa pero accesible por donde llegué con ellos. Al tocar mi turno descubrí que eso de las chimeneas no es difícil pero si muy cansado si no se toma un buen ritmo desde el comienzo.

Para acabar el día nos fuimos a otra pared del cañón y trepamos nuevamente en yo-yo en una ruta que francamente era muy difícil, sobre todo en un paso el cual era clave en la ruta. Pues aquí ya nada más le dimos Polo, Pilar, Eder (amigo de prepa de Polo) y yo, pues al parecer el calor, el hambre y la rudeza de la ruta mermaron la fuerza en los demás, más no el sentido del humor que no se dejó de escuchar hasta ya oculto el sol.

Después recogimos el equipo y haciendo un par de escalas en el Pueblo de Aculco finalizó un día de escalada en interior muy provechoso, bueno en el sentido de conocer nuevos amigos y probar técnicas nuevas. Por cierto ya era muy tarde pues me percaté que a las once estaba en el metro de regreso a casa, ¡Híjoles!, no tenía planeado tan tarde, con razón ya me sentía zombi.


 
 
Noé Castellanos Ramos
<