Bienvenido(a) a XPMexico.com 
   HOME  -  CRÓNICAS  -  CONTACTOMar 23, 2017 - 04:08 PM 
 · Home

CRÓNICAS
· Principal
· Por Autor

ROCA
· Guías

MONTAÑA
· Listado

NOTICIAS
· Anteriores

ARCHIVOS
· Permiso La Joya
· Videos MTB

DE UTILIDAD
· Enlaces
· Transformación Coordenadas

INTERACTIVO
· Recomiéndanos
· Reseñas
· FAQ

· Estadísticas
· Contacto
 

Por favor da click Reserva Hostales en Línea 

Anuncio
 


LOS SIETE PECADOS CAPITALES

Por
Claudia Valdés Gálvez
17 Feb, 2008
 
<< 1 2 3 4 >>

Elecciones, decisiones, todo en esta vida está conformado de eso, desde que comienza el día, hasta el momento de ir a descansar. Claro que hay elecciones intrascendentes como decidir de que color vestir, pero hay otras que marcan por siempre nuestra vida y la de aquellos que nos rodean, ya sea perennemente o por un momento. Elecciones que en algún momento modifican el camino...

Este fin de semana comenzó como cualquier otro, con la cita para reunirnos, los saludos, los abrazos y besos, comentarios de las actividades semanales y el desayuno. De hecho todos esperábamos un día común de escalada, pero desde el momento que llegamos a Jilotepec, nos dimos cuenta que no sería así, había mucha gente, hasta el estacionamiento estaba repleto. Bajamos de los carros, colocamos las mochilas en nuestras espaldas sin saber que rumbo tomaríamos, buscábamos algo que no estuviera ocupado, no teníamos mucho de donde escoger, finalmente encontramos un hueco en "El Circo".

Pereza

Claus iba con la idea de quedarse por ahí del "El Hombre del Costal", aunque conocía a quienes ocupaban el sector, no quiso quedarse, así que seguimos caminando hasta "El Circo", pero una vez que llegamos ahí, puso su tapete y no quiso moverse. Decidió que Federico vistiera la ruta y luego ella la puntearía, pero nunca dijo con suficiente fuerza que la ruta seleccionada para comenzar era 5.12b. Lo único que atinó a decir fue: "hoy no desembarco" y se acostó.

Su actividad durante la primera hora que estuvimos ahí fue jugar con Canek y tomar fotos. ¿Sería que su proyecto para ese día no lo podría lograr o simplemente no quería escalar? Si era lo segundo entonces ya serían dos fines de semana que no escalaba con las mismas ganas. Al preguntarle por la noche, me dijo que simplemente al llegar no sintió buena vibra, tal vez se adelantó a los acontecimientos, tal vez... el destino.

Mario decidió puntear "El ma´monito" (5.10a) y Juan lo aseguraría, así que de momento los perdimos de vista, yo trataba ver a Mario, así que por momentos lo veía, hasta que lo perdí por completo de vista.

Mientras tanto Federico comenzaba con "El Maestro de ceremonias" (5.12b), iba muy bien confiado en lo que estaba haciendo, sin embargo no esperaba lo que venía. Después de la sexta anilla, se le complicó el paso, pero más fue por falta de lectura que otra cosa, ya que en el segundo intento, solamente acomodó el cuerpo hacia la derecha y llegó a la siguiente anilla. Según él ya había pasado el crux, pero la piedra le reservaba una sorpresa, para llegar a la siguiente anilla había un paso largo que lo hizo volar repetidamente, hasta que se hartó y prefirió bajarse.

Envidia

Mario ya había bajado y nos dijo que la ruta estaba muy fácil, él la clasificaba como un 5.9, hasta el nombre le cambió, a partir de ese momento sería "La tía de las Nancys", jajaja. Juan de inmediato quiso puntearla, a él no pude verlo ni tantito ya que Claus se había quitado las telarañas y empezaría a escalar, quien la aseguraba era yo.

Junto a nosotros había un grupo que estaba tomando un curso, los instructores, según pude percibir eran de la UNAM. Cuando vieron a Claus puntear esa ruta se quedaron maravillados de su técnica y estilo, además que la chamaca estaba haciendo unos movimientos muy bonitos, con la ruta bien leída podía ir con ritmo y sincronización. Pero ahora no iba riendo, ni bromeando, se concentró mucho en la ruta, ni volteaba a vernos, anticipaba el crux.

Pasó el primer crux, pero ahí justo donde Federico volaba, Claus se detuvo a estudiar la ruta, por más que se estiraba no lograba ver el siguiente agarre. En los minutos que estuvo ahí detenida, los del curso nos hacían preguntas sin cesar, las conocidas "¿cuánto tiempo lleva escalando? ¿Desde qué edad comenzó? ¿Cómo comenzó a escalar? ¿Quién le enseñó?" Hasta llegar a los comentarios de "Que suerte haber comenzado tan chica, Si a mí me hubieran enseñado así, Si yo saliera como ella".

Lo que no ven es que las cosas no se dan por sí solas, se tiene que trabajar, entrenar, disciplinarse para poder lograr lo que mi niña a hecho. El tiempo no lo hace todo por sí solo, conlleva una serie de actividades, pero sobre todo de elecciones. Si supieran que su elección primaria es escalar, que prefiere esto a muchas cosas que cualquier niña de su edad realiza. Y esto ha sido desde que empezó con la roca. Así que no es por "suerte" lo que ella sabe hacer. Se llama constancia. Tal vez la suerte ha sido que se ha rodeado de buenos instructores.

Finalmente nunca logró descifrar el movimiento y se bajó. Ya no quiso volver a darle, eligió entrenar más para poder encadenarla en la siguiente visita.



<< 1 2 3 4 >>

 
 
Claudia Valdés Gálvez

El fuerte de Claudia es la montaña y escala roca, principalmente por acompañar a sus hijos. Ciclomontañista principiante y amante de todas estas actividades. Es originaria del D.F. y practica al menos una de estas actividades cada fin de semana.