Bienvenido(a) a XPMexico.com 
   HOME  -  CRÓNICAS  -  CONTACTOJul 20, 2018 - 08:47 AM 
 · Home

CRÓNICAS
· Principal
· Por Autor

ROCA
· Guías

MONTAÑA
· Listado

NOTICIAS
· Anteriores

ARCHIVOS
· Permiso La Joya
· Videos MTB

DE UTILIDAD
· Enlaces
· Transformación Coordenadas

INTERACTIVO
· Recomiéndanos
· Reseñas
· FAQ

· Estadísticas
· Contacto
 

Por favor da click Reserva Hostales en Línea 

Anuncio
 


ASCENSO AL SARCóFAGO EN EL PICO DE ORIZABA 1999

Por
Alejandro Pérez Rayón Llorens
27 a 28 Dec, 1999
 
<< 1 2 >>

Uno suele al ser montañista tener ciertos sueños y retos para el futuro. Uno de estos sueños era subir el Sarcófago del Pico de Orizaba justo por el centro de la cara Nor-Oriental.

Desde la primera vez que subí el Pico por su ruta normal, mis ojos se posaron sobre esta inmensa pared de más de 600 metros de altura. Sus rampas en aquel entonces se me antojaban cerca de imposibles, sin mencionar la última pared de una verticalidad casi total y una consistencia sumamente descompuesta. Tal era su dimensión que me sentí amedrentado por ella y la califiqué como "Sólo para profesionales".

Seis años después, y tras haber subido por la arista norte del Sarcófago, me encuentro junto con Leonardo Torres, haciendo una travesía sobre rampas de 45 grados rumbo a un nido de Águilas. Hoy es el 27 de diciembre de 1999. El día anterior habíamos llegado al refugio de "Piedra Grande". A nuestra llegada preparamos las cosas y fuimos a practicar la escalada en hielo sobre "Nicanor" (WI-4). Una hermosa cascada de más de 40 metros de alto con un tramo vertical de 6 o 7 metros. El hielo, de una consistencia plástica, nos regaló una escalada increíble. Regresamos al refugio ya de noche para prepararnos psicológicamente para el día siguiente.

Dormimos como se suele dormir en los refugios, casi nada. A la mañana siguiente emprendimos el camino subiendo directamente a la arista norte del Sarcófago. Tras un arenal llegamos a la misma arista y continuamos subiendo por ella. La vista era hermosa y casi no hacia viento, de un lado un manto de nubes cubría el estado de Veracruz asemejando un mar de suave materia etérea, del otro, los gigantes Iztaccíhuatl y Popocatépetl dominando el horizonte.

Al llegar a la línea de la nieve tomamos la decisión de hacer una travesía rumbo a una pequeña plataforma que se encuentra justo al centro de la cara Nor-Oriental del Sarcófago. Este lugar es aparentemente el único plano y de dimensiones suficientemente grandes como para montar una tienda de campaña sobre esta inmensa pared. Llevamos caminando 3 horas desde nuestra partida del refugio. El camino ha sido agotador por su consistencia de lajas sueltas y arenales interminables. Aparte de que llevamos a nuestras espaldas pesadas mochilas que exceden los 20 kilogramos de peso debido al material técnico que hay en ellas, aparte de todo lo elemental para sobrevivir aquí arriba.

Tras ponernos los crampones y sacar un piolet, comenzamos la travesía. La nieve es compacta, avanzamos sin encordarnos, nos sentimos seguros y nuestro objetivo, esa plataforma solitaria, se encuentra a unos 500metros de distancia sobre unos riscos verticales estupendos. Procedemos con cuidado ya que una caída aquí sería muy probablemente fatal. Aplicamos la técnica de tres puntos para evitar perder el equilibrio. Llevamos puestos los cascos ya que en esta zona suelen desprenderse rocas de la arista superior. Por suerte hace bastante frío y todo esta congelado en su lugar. Esto me hace pensar en que las condiciones para el día siguiente se presentarán excelentes. La travesía exige el mayor de los cuidados, hecho que la convierte en una exquisita caminata de concentración y equilibrio. Una hora más tarde llegamos a la plataforma, hogar para nosotros hasta el día siguiente.

Este lugar es sumamente aéreo, la casa de campaña que de por sí es bastante pequeña, apenas cabe en él. Con los piolets hacemos una plataforma de tamaño suficiente y levantamos nuestro refugio de tela. Acomodamos las cosas en el interior y me toca dormir del lado del vacío, ¿suerte? El resto de la tarde la pasamos cocinando, jugando backgammon y observando la ruta de ataque sobre la pared que tenemos enfrente. Estamos a 4900 y la cumbre del Sarcófago tiene 5200 msnm. Un desnivel de más de 400 metros verticales. El estómago se me llena de maripositas al observar las rampas de terreno mixto que nos separan de dicha cumbre.
Como es costumbre en mi canalizo mis miedos a un estado de concentración total. Sé que una vez montado en la pared me voy a sentir mejor y lleno de esa fuerza que nace de la adrenalina, que ahora se manifiesta en temor.

Nos dormimos tarde por estar platicando, aparte de que solo traemos una lámpara y pensamos atacar de día y no de madrugada. Esta decisión se toma en base que el sol nunca le pega a esta cara de la montaña debido a su orientación norte.



<< 1 2 >>

 
 
Alejandro Pérez Rayón Llorens

Alex es un destacado montañista técnico con importantes logros internacionales, quien ha redescubierto la montaña a través del parapente a raíz de un accidente que le dejó lesiones permanentes. Radica en la Ciudad de México.


 
Añadido: Feb 22, 2007Actualizado Feb 22, 2007Leído 2392 veces
 

Las opiniones y comentarios son del(los) autor(es) y no reflejan la opiniòn de XPMexico.com. XPMexico.com no se responsabiliza por la precisión de la información.